Investigadores de la Universidad de Duke en Carolina del Norte informaron que un perro pug, llamado Winston, dio positivo a Covid-19 luego de realizarle una prueba de rutina durante un estudio que evalúa la salud de las familias en el área.

Winston pertenece a la familia McLean en Chapel Hill, Carolina del Norte. La pareja conformada por Helen y Samuel, además de su hijo, también dieron positivo a Covid-19.

La hija de los McLeans, Sydney, fue el único miembro de la familia que no dio positivo. El padre de la familia, Samuel, trabaja en la sala de emergencias de los Hospitales UNC.

“Los pugs son un poco inusuales ya que tosen y estornudan de una manera muy extraña. Así que casi parece que tenía náuseas, y hubo un día en que no quiso desayunar, y si conoces pugs, sabes que les encanta comer, así que eso parecía muy inusual”, dijo a NBC News Heather McLean, dueña de Winston y profesora de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke.

“Este es el primer caso que se ha detectado este tipo de virus en un perro (en Estados Unidos)”. En este momento se conoce poca información adicional mientras trabajamos para aprender más sobre la exposición”, dijo el Dr. Chris Woods, el investigador principal del Estudio Molecular y Epidemiológico de Sospecha de Infección (MESSI), confirmó en un comunicado a CBS News.

Sin embargo en las pruebas, otro perro de la familia y un gato no dieron positivo. A otra mascota de la familia, un lagarto, no se le practicaron.

El hijo de los McLean dijo: “Puede haber más animales que tengan coronavirus, simplemente no hay pruebas. Obviamente, esas pruebas deberían estar dirigidas a personas en lugar de mascotas, pero debido a que formamos parte de un estudio de investigación, descubrimos sobre Winston”.

“Sin embargo”, agregó, “las personas no deberían preocuparse de que sus mascotas se enfermen y mueran por esta enfermedad, queda poca evidencia de que sea muy perjudicial para ellos”.

En contagio en Winston no pudo ser evitado ya que “lame todos nuestros platos y duerme en la cama de mi madre, y nosotros somos los que le ponemos la cara en la cara. Entonces, tiene sentido que haya” contraído el virus, aseguró el joven.

“Trate a las mascotas como lo haría con otros miembros humanos de la familia; no permita que las mascotas interactúen con personas o animales fuera del hogar. Si una persona dentro del hogar se enferma, aísle a esa persona de todos los demás, incluidas las mascotas”, recomendó el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Con información de Infobae