Es lamentable que muchos niños tengan que trabajar para mantenerse cuando deberían estar jugando y disfrutando de una niñez divertida y con responsabilidades acordes a su edad.

Este es el caso de un jovencito de Sudáfrica conocido en sus redes como kieran222003, quien mostró su nuevo uniforme y los útiles que usará en su año escolar pagados por el mismo.

Este niño ha tenido que aprender a no depender de sus padres y decidió hacer trabajos de construcción y convertirse en un joven obrero.

El trabajo infantil es un tema polémico que debe ser manejado con mucha importancia por las autoridades de los distintos países.

Los menores tienen derechos que no deben ser ignorados.

Este pequeño sabe que para lograr los objetivos que tiene para su vida hace falta trabajo y mucho esfuerzo.

Es cierto que no todos tienen las mismas oportunidades, pero no se puede negociar renunciar a ser niño a temprana edad para asumir responsabilidades de adultos.

La situación económica de este niño no es la más optima y sabe que debe luchar más que el resto para alcanzar sus sueños. Este joven este estudiante de Pretoria, Sudáfrica, no quiere dejar de estudiar.

Con mucho orgullo el joven publicó en las redes su uniforme nuevo y los útiles que usará en este nuevo año escolar. La imagen se volvió popular en redes sociales por su valentía y esfuerzo.

El menor también publicó un par de fotografías en donde él se ve trabajando en lo que parece una construcción manipulando una pala llena de tierra.

Aunque parece un trabajo muy pesado para un niño, no se pueden cuestionar sus ganas y su motivación.

En la publicación escribió un mensaje en el que decía que estaba trabajando porque necesitaba dinero para pagar su uniforme y sus útiles escolares. Gracias al pago que recibió por este trabajo logró comprar sus implementos para asistir a la escuela.

“Con el dinero que gané con este trabajo particular, logré comprarme un nuevo uniforme escolar”, dijo el pequeño.

Este jovencito quería asegurarse de tener todos los implementos necesarios para no tener que dejar de ir a la escuela.

En la foto muestra un par de zapatos, camisas, pantalones y chaleco, cosas que muchos niños tienen listas cada año escolar sin tener que preocuparse por ello.

También logró comprar sus lápices, marcadores, reglas y demás útiles. Todo gracias al sudor de su esfuerzo.

La publicación generó miles y miles de reacciones y comentarios de los usuarios que elogiaron su esfuerzo. Algunos cibernautas le preguntaron por sus padres a lo que él respondió diplomáticamente

“No siempre puedo depender de mis padres», fue la respuesta del joven en las redes.

Se desconoce la identidad del menor y de sus padres, pero su historia le ha regalado una valiosa lección a todos.

A pesar de que él no debería preocuparse por obtener dinero para garantizar su derecho de recibir educación, demuestra su voluntad y resiliencia.

Seguro que él logrará todo lo que se proponga y a pesar de estar ahora en una condición vulnerable por la pobreza, podrá salir adelante. Compártelo.