Un bebé, de casi siete meses de nacido, fue abandonado en una camioneta, mientras el dueño de la unidad hacía compras en la Central de Abasto de Puebla.

El bebé fue auxiliado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Puebla y valorado por paramédicos del SUMA.

Alrededor de las 06:15 horas de este 11 de octubre, una persona estacionó su camioneta en dicha central de abasto, junto a la Vía Corta, a la altura del tianguis Piedad Nacozari.

El hombre, quien iba a comprar verdura, dejó abierta la cajuela de su camioneta, pero al regresar se dio cuenta que había un bebé, por lo que habló al número de emergencias 911.

Luego del reporte, oficiales en la patrulla SSC-028 acudieron y le brindaron el resguardo al menor de edad.

Una agente tomó al menor en sus brazos y se metió a la patrulla para protegerlo del frío, mientras esperaban el apoyo de técnicos en urgencias médicas.

Paramédicos del SUMA en la ambulancia 190 valoraron al bebé y luego lo trasladaron al Hospital del Niño Poblano para que fuera valorado a detalle y atendido.

Minutos después, una mujer llegó al vehículo para reconocer que era la madre del pequeño. Explicó que aprovechó que estaba dormido para acudir a hacer sus compras.