La sana distancia y el uso correcto del cubrebocas es cosa del pasado en la ciudad de Oaxaca.

La noche de este domingo, cientos de personas llenaron el andador turístico de la capital oaxaqueña, Alameda de León y el Zócalo.

Familias enteras transitaron en estos espacios, a pesar de que hace una semana Oaxaca regresó al color naranja del semáforo epidemiológico del covid-19, por el alto incremento de contagios.

Puestos ambulantes amontonados, restaurantes de los portales del Zócalo sin las medidas de sanidad e incluso presentaciones de animadores ambulantes y un grupo de unos 50 turistas nacionales posando para la foto del recuerdo en la catedral, fueron la constante del fin de semana en el centro de la ciudad.

En un comunicado enviado la noche del domingo, los Servicios de Salud conminaron a la ciudadanía a tomar conciencia colectiva y reducir la movilidad, al mismo tiempo que anunciaba que se reportaron 37 localidades con casos nuevos, entre los que se encuentran la ciudad de Oaxaca de Juárez con 22 casos.

También el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, llamó por enésima vez a la ciudadanía a confinarse nuevamente y anunció oficialmente la cancelación de las celebraciones del Día de Muertos para evitar más aglomeraciones.

A casi siete meses de que comenzó la contingencia por el nuevo coronavirus, Oaxaca contabiliza 19 mil 831 casos y mil 571 muertes a causa de la pandemia.