El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el gobierno federal podría establecer un precio máximo al gas para detener su incremento.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, reconoció que el gas es el único de los combustibles que ha aumentado su precio por encima de la inflación, situación que no sucede con la gasolina, el diésel y la energía eléctrica.

“Hay muchas formas de tener control. En el caso del gas, si es necesario, vamos a establecer un precio máximo. No les va a gustar a los tecnócratas”, aseguró.

López Obrador adelantó que el próximo martes 6 de junio se sostendrá una reunión para evaluar y analizar el plan para reducir el precio del gas.

“El martes tenemos una reunión para ver lo del gas, porque de los combustibles es el que se nos ha elevado y se ha incrementado por encima de la inflación, que es el compromiso que tenemos, de que ningún combustible, en este caso gasolinas, diésel, la luz y el gas, aumenten por encima de la inflación, o sea, que no hay aumento en términos reales”, adelantó el jefe del ejecutivo.

Expuso que el aumento del precio se debe a que existen monopolios que controlan el gas, y son redes de distribución que dominan hasta en las colonias, “ya estamos analizando el asunto y vamos a enfrentarlo”.

El mandatario federal indicó que para bajar el precio de la tortilla se podría permitir la importación de maíz. 

“En el caso de la tortilla hay otros mecanismos que pueden utilizarse; por ejemplo, abrir la importación para que haya más competencia y que se tenga más maíz, porque desgraciadamente no somos autosuficientes en producción de maíz, somos autosuficientes en producción de maíz blanco, pero no de maíz amarillo. Entonces, tenemos que atender el asunto, pero estamos pendientes, muy pendientes”, aseveró.