El presidente Andrés Manuel López Obrador, dejó un mensaje de esperanza a los trabajadores eventuales de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) contratados -desde los sexenios de Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo- de forma irregular y sin cobertura presupuestal.

“La solicitud de los trabajadores del sector salud de Oaxaca se va atender. Ya me comprometí a ello”, dijo al reclamo de trabajadores que fueron contratados sin la cobertura presupuestal, pero se les pagaba desviando cuotas que debían enterarse al SAT y al ISSSTE, provocando un colapso en el sistema financiero del sector salud.

Para dar cause a una solución, arribarán a Oaxaca, Zoé Robledo, Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y el titular del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), Juan Antonio Ferrer, para sostener una reunión con el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

En su habitual conferencia de prensa, -realizada en la sede de la 28 Zona Militar de Santa María Ixcotel- descató que esa problemática la heredó, no solo Oaxaca, sino a nivel nacional.

Acompañado de Murat Hinojosa, destacó que eran 86 mil trabajadores eventuales (irregulares) del sector salud en todo el país.

Mientras afuera del complejo militar, protestaron esos trabajadores eventuales, organizaciones sociales y grupos políticos-electorales, el presidente reiteró que al inicio de su administración, hizo el compromiso y lo va cumplir para que poco a poco se regularicen esos eventuales.

“Es decir, que tengan sus bases, sus plazas”, recalcó e insistió que con la llegada de la pandemia del coronavirus, su gobierno ya analizaba la regularización, pero se contrataron a más de 70 mil trabajadores adicionales.

Por otra parte, respecto al abasto de medicamentos, López Obrador señaló que mediante un acuerdo que logró con la ONU, México ya compró todos los medicamentos y ha comenzando la distribución, al hacer hincapié que serán entregados de forma gratuita a todos los mexicanos.

“Ya tenemos los medicamentos, los oncológicos para niños con cáncer se compraron en el extranjero y serán distribuidos de forma gratuita”, insistió el presidente,.

López Obrador destacó que su gobierno heredó un sector de salud colapsado, con hospitales inconclusos, sin médicos especializados y con el desabasto de medicinas, como lo padece también Oaxaca.

El titular del Ejecutivo federal, reiteró que por más de 30 años el sector salud de modelo neolibreal, se colapso por la corrupción y saqueó de recursos, a lo que se sumó la monopolización de empresas no farmacéuticas que vendieron a gobiernos anteriores por concepto de medicamentos 100 mil millones de pesos al año.

Jaime GUERRERO | Cuarta Plana