Hace unos meses, José Luis dejó su bicicleta recargada en un poste a la altura del Sanborns de los Azulejos, en el Centro Histórico (alcaldía Cuauhtémoc) y en cuestión de minutos desapareció.

“No me alejé mucho, di unos pasos para hacer una llamada y cuando me percaté ya no estaba… Por azares del destino fui con un amigo al tianguis de Canal de San Juan y cuál fue mi sorpresa que ahí estaba mi bicicleta, solamente le cambiaron el asiento, la estaban vendiendo en cinco mil pesos cuando me costó el doble, para no alegar y no llamar a las autoridades opté por comprarla”.

Otro caso es el de Andrés, quien expresa que en días pasados dos hombres lo despojaron de su bici con violencia a la altura de Insurgentes Norte, pasando el Forum Buenavista casi esquina con el Eje 1 Norte.

“Estaba en la ciclovía de Insurgentes como a las 23:40 horas se me emparejó una motoneta con dos personas, el de atrás sacó una pistola, me apuntó para que detuviera la marcha y así lo hice; me bajaron y la cargó para huir dirección al Norte a bordo de la moto… lo reporté en redes y realicé la denuncia”.

Relata que su bici tenía un precio de 15 mil pesos, pero “una vez que te roban es muy difícil recuperarla”.

“No podemos decir que este aumento en robo de las bicicletas se deba al descuido de los usuarios por no dejarlas con dispositivos de seguridad, como candado, el Estado debería estar atendiendo esta problemática con una mayor vigilancia y protocolos de seguridad”

Víctor Alvarado, Coordinador de Movilidad Eficiente de El Poder del Consumidor

“En ocasiones no es sencillo reclamar la bicicleta porque cuando la roban generalmente lo primero que hacen es desarmarla y la venden por piezas en los tianguis… Y si denuncias te van a pedir la factura, pero en muchos casos son armadas o de segunda mano”

Fernando García, integrante de la organización Tú En Bici