Los amantes de lo ajeno no descansan y poco o prácticamente nada les importa la contingencia sanitaria por el Covid- 19.

Ejemplo de ello es que el sábado 3 de octubre del año en curso por la madrugada, ladrones ingresaron a las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), llevándose del área de habitaciones objetos personales, herramienta y hasta un tanque de gas.

Los malhechores, al parecer, estudiaron los movimientos tanto del personal que ahí labora, como del vigilante y actuaron amparados en las sombras de la noche ya que, por la pandemia, no se está trabajando con horarios establecidos cubriendo todo el turno.

El responsable de estas oficinas, Gregorio Hernández Cruz, informó que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) acudieron al lugar de los hechos para realizar una inspección y buscando evidencias. Asimismo, indicó que se presentó la denuncia penal correspondiente ante la Fiscaliza local con sede en Cuicatlán, esperando que se pueda dar con el o los responsables de este robo.