El pleno de la Cámara de Diputados federal aprobó un dictamen presentado por la Comisión de Puntos Constitucionales, con proyecto de decreto por el que se reforma el Artículo 2° constitucional, con la adición de un párrafo, para que las 68 lenguas indígenas vivas y 364 variantes que se hablan en México, junto con el español, sean reconocidas como lenguas nacionales.

Dicho dictamen pasará ahora al Senado de la República para su votación, y de ser aprobada en la Cámara Alta y posteriormente en la mayoría de los congresos locales, con esta reforma, por primera vez en la Carta Magna se reconocerán lenguas nacionales en el país, puesto que ni el español figuraba en la ley como tal.

Este miércoles, por unanimidad con 384 votos, los diputados de todas las bancadas reconocieron el valor cultural y social de las 68 lenguas indígenas que hablan 7 millones de personas en México.

En la fundamentación del dictamen, la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Aleida Alavez Ruíz, aseguró que esta reforma constitucional ayudará a que los pueblos indígenas tengan un acceso real a la justicia y al bienestar social.

La legisladora afirmó que la incorporación de las lenguas indígenas ayudará a romper barreras y a deponer obstáculos, no sólo para que no se pierda el patrimonio cultural que representan las lenguas indígenas, sino involucrarse en el proceso de desarrollo nacional.

Cabe mencionar que México es uno de los ocho países en los que se concentra la mitad de las lenguas del mundo. En el territorio se alberga el 4% de ellas, lo que nos coloca en el quinto lugar de los que poseen una mayor diversidad lingüística y segundo en América después de Brasil.