Kandice Barber de 35 años, casada y con familia, fue encontrada culpable de seducir y abusar sexualmente de un menor de edad. La profesora sedujo a su alumno de 15 años a través de la aplicación Snapchat y después lo llevó a un campo, donde se cometió el delito.

Los hechos sucedieron en 2018, cuando Kandice Barber ingresó como profesora suplente en la escuela Princes Risborough en el condado de Buckinghamshire, en Inglaterra. La mujer conoció al menor de edad y se obsesionó con él.

Según el reporte de la policía, la mujer Lo persiguió, lo acosó con mensajes y fotos, y finalmente abusó sexualmente de él.

“Todo comenzó en una tarde de deportes el 27 de septiembre de 2018, cuando ella se acercó a él y tomó prestado su teléfono. En posesión del teléfono, puso sus datos en su cuenta de Snapchat. A él le pareció un poco raro”, dijo el fiscal Richard Milne durante su alegato.

La profesora comenzó con el acoso, le avisaba cuando se iba a bañar e incluso le hacía preguntas de tipo sexual.

“Cuando estemos en clase, vamos a ver si nos ponemos lo más calientes posible sin que los demás se enteren”, le escribió en una ocasión.

Una de las tantas fotos que la profesora le envió al alumno dejo al descubierto la relación, la imagen se filtró y llegó hasta el director de la escuela, quien la despidió y la denunció.

Cuando la corrieron, Kandice Barber ya había abusado sexualmente del menor de edad. Según el relato de la fiscalía, llevó al menor de edad a un campo y mantuvieron relaciones sexuales.

Por el acto ilegal, la profesora se enfrenta a una pena de hasta cinco años de cárcel.

Con información de Plumas Atómicas