Un profesor de Carolina del Norte, en Estados Unidos, fue asesinado mientras intentaba robar en una casa de seguridad del Cártel de Sinaloa. De acuerdo con las autoridades del país norteamericano, el docente realizaba actividades ilícitas relacionadas con el narcotráfico. Actualmente, se ha levantado una alerta contra el dueño de la residencia donde se ejecutó el crimen.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 8 de abril, cuando el profesor de secundaria Barney Harris, de 40 años de edad, se dirigió a un parque de casas rodantes con la intención de robar dinero y drogas del lugar; aparentemente, Harris estaría enterado de que en ese sitio se encontraba una casa de seguridad del cártel mexicano. Durante la ejecución de estos actos delictivos, lo acompañaba su cuñado, Steven Alexander Stuart, de 32 años.

Mientras se encontraban en el interior, ingresó al lugar Alonso Beltrán Lara, miembro del Cártel de Sinaloa; al no someterse al asalto ni señalarles dónde se encontraba la droga, los implicados le dispararon en la cabeza. Posteriormente, otros miembros del mismo cártel arribaron al lugar y comenzaron una balacera. Durante el tiroteo, el profesor Barney Harris resultó herido y poco después fue encontrado sin vida en una de las habitaciones del lugar.

Las autoridades locales alertaron sobre la situación y afirmaron que Barney Harris, profesor de español y entrenador de un equipo de basquetbol, realizaba actividades delincuenciales. Asimismo, anunciaron que hay una orden contra el dueño de la casa donde sucedió el tiroteo; presuntamente se trataría de Daniel Salinas Lara, quien podría encontrarse ahora en México, según los agentes policiales.

Actualmente, el Cártel de Sinaloa forma parte de una alianza de grupos criminales con el fin de enfrentar al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); su objetivo sería controlar la zona central del país. Este enfrentamiento ha generado una fuerte ola de violencia a lo largo de México.