En junio del año pasado, Alexander Martínez Gómez fue asesinado por cinco policías municipales de Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca; sin embargo, hasta hoy solo ha sido detenido uno de ellos.

“Fueron cinco policías los que intervinieron en esta ejecución a mi niño, hasta ahorita nada más hay un policía que está imputado“, confirmó Virginia Gómez, madre de “Chandler” -como era apodado Alexander-, al noticiero “Por la mañana” de Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

Asimismo, reveló que, a un año y cuatro meses del homicidio de su hijo, el oficial detenido “sigue imputado y no ha sido sentenciado”; mientras que los otros uniformados “siguen sueltos y ni siquiera los han llamado a (rendir) cuentas”.

Virginia Gómez señaló que no entiende por qué no fueron llamados “a cuestas” a todos los policías, a quienes conoce perfectamente; sin embargo, tiene la esperanza de que sean capturados y castigados.

La mujer atribuye la falta de justicia en el caso de su hijo a la corrupción en la Fiscalía de Tuxtepec, porque “omitió pruebas, han hecho perdedizas pruebas y declaraciones”.

“Son unos corruptos, se han dejado sobornar y por eso nosotros estamos como estamos hasta el día de hoy”, aseguró.

De acuerdo con Virginia Gómez, los policías implicados en el asesinato de Alexander están protegidos por el presidente municipal, Adán Maciel Sosa, de quien ya no esperan nada.

Con información de Radio Fórmula