En Jalisco, la pareja conformada por Palmira Martínez Gallardo Valdés y Gabriela Flores Castro, logró la primera adopción lesbomaternal en el estado.

Luego de que Palmira y Gabriela cumplieron con todos los requisitos legales y administrativos, el Juzgado Séptimo de lo Familiar de Jalisco les otorgó la adopción de un pequeño de cinco años de edad.

De acuerdo con la página de Facebook “Marca del Orgullo Gdl”, el pasado 15 de febrero la pareja comenzó el proceso de adopción y el 24 de mayo fue emitida la sentencia de adopción; mientras que el 13 de julio el menor obtuvo su acta de nacimiento con los apellidos de sus madres adoptivas, trámite que fue realizado ante la Oficialía Número 1 del Registro Civil del municipio de Zapopan.

El Gobierno de Jalisco celebró la primera adopción lesbomaternal, señalando que “vivir en familia es un derecho de todas las niñas y niños”.

“Hoy, él tiene todo el amor que durante 5 años soñó tener de un hogar con dos personas que también lo esperaron con tanto cariño, ilusión y esperanza”, manifestó en una publicación en Twitter, misma en la que compartió fotografía de la familia.

El pequeño adoptado por Palmira y Gabriela fue abandonado por su familia biológica cuando tenía apenas dos días de nacido; al no ser “reclamado”, fue resguardado por agentes del Ministerio Público en un albergue, el 19 de noviembre de 2015.

Posteriormente, en marzo de 2018, el niño fue puesto a disposición de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PPNNA) y el 15 de enero de 2020 el Juzgado Décimo de lo Familiar otorgó la tutela institucional.

Ahora forma parte de la familia de Palmira y Gabriela, con quienes -desde antes de ser adoptado- mostró gran empatía.