Un grupo de mujeres enfermas de cáncer de mama y sus familiares se manifiesta en Palacio Nacional, quienes urgen a las autoridades federales acciones para continuar con sus tratamientos.

Las afectadas son atendidas en el Centro Oncológico Internacional de la Ciudad de México donde a principios de abril de este año dejaron de recibir sus tratamientos de forma regular por el recorte de presupuestal.

“¡No nos dejen morir! ¡Regrésenos nuestros tratamientos, el cáncer no espera!”, se lee en una de las cartulinas que las inconformes desplegaron para exigir se les garantice su derecho a la salud.

En el lugar también personal eventual del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que fue despedido antes de que termine su contrato por la emergencia sanitaria exigen se le pague su salario completo.

Con Información de Excelsior.