El exboxeador mexicano Juan Manuel Márquez deberá de pagar 12.4 millones de pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) por no declarar impuestos del ejercicio fiscal 2012 por ingresos de 52 millones de pesos.

De acuerdo con Reforma, la Suprema Corte de Justicia desechó el último recurso legal impuesto por los abogados del “Dinamita” para impugnar el adeudo.

En 2016, el SAT fincó el adeudo del boxeador y en 2019 fue confirmado por dicha institución. Luego de dos años de disputas legales, finalmente el pasado 17 de septiembre, la Suprema Corte de Justicia desechó el reclamo de Juan Manuel Márquez al considerarlo improcedente.

El diario capitalino indica que el dinero no declarado por el exboxeador corresponde al ejercicio fiscal 2012. Cinco millones de dólares, que en ese año equivalían a 65.7 millones de pesos, por sus ingresos por su pelea contra Manny Pacquiao en Las Vegas en noviembre de 2011 y 11.6 millones de pesos por distintos depósitos en cuentas bancarias de México.

La defensa de Juan Manuel Márquez alegó que de los 5 millones de dólares que reclamaba el SAT por su pelea con Pacquiao, supuestamente se habían descontado 1.5 millones de dólares en impuestos, quedando un total de 40.3 como pago por aquel enfrentamiento.

Ante esta afirmación, el SAT indicó que expugilista debió pagar impuestos en México por el total de la bolsa recibida por la pelea ante el filipino.

Al no considerarse como un delito grave, Juan Manuel Márquez podrá saldar su deuda de manera voluntaria y sin fijar un plazo. En caso de no hacerlo, el SAT realizará el cobro de manera directa de sus cuentas bancarias.