“No tengo a ningún preferido, a ninguna preferida”, fue la respuesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al ser cuestionado sobre quién sería nominado como candidato presidencial en las elecciones de 2024.

“Se pueden hacer encuestas para elegir a los candidatos, eso está en los estatutos de Morena, se propuso esto porque se tenían que cuidar las elecciones de candidatos para que no metieran la mano quienes estaban en contra del movimiento de transformación”, explicó el presidente sobre el proceso que, aseguró, se utilizará en su partido para la elección del candidato.

En las últimas semanas, el presidente López Obrador se ha referido a las elecciones del 2024, pese a faltar todavía tres años para dicho proceso.

Tan solo el 8 de octubre, el mandatario aseguró que las obras que impulsa su gobierno deberán estar terminadas antes de 2024, esto debido a que, en 2023, el país “va a estar bastante caliente, políticamente hablando”.

“Ya no tengo más tiempo. En diciembre del 23 además va a estar el país bastante caliente, políticamente hablando; ya van a estar los candidatos para el 24, entonces ya no podemos pensar en el 24, tenemos que terminar en el 23”, dijo López Obrador durante su recorrido por Durango.

Algunos personajes de Morena han mostrado su interés por competir por Morena para el 2024. Por ejemplo, en julio de este año, Marcelo Ebrard Casaubon, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se refirió al proceso al asegurar que sólo podría ir como candidato de Morena a las elecciones presidenciales del 2024, pues de ir con otro partido “sería un ambicioso vulgar”.

Desde ese mismo mes, Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, dijo que buscará estar en la boleta presidencial.

“Voy a estar en la boleta, espero estar con Morena y con el presidente López Obrador. Soy un aspirante normal, no un ambicioso vulgar, me he preparado para esto desde hace muchos años y a pesar de que la campaña anticipada me genera mucho ruido y descalificación, voy a estar ahí, puntual a la cita y deseo estar en Morena, ser candidato y ser presidente de la República sucediendo al presidente López Obrador“, afirmó en entrevista radiofónica para Joaquín López Dóriga, en Grupo Fórmula.

Sin embargo, a finales de septiembre, varias voces apuntaron a que la “favorita” del presidente López Obrador era la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, esto luego que se publicara una foto en donde el mandatario le alza la mano y le apunta en señal de elección.

Con información de Latinus