Como parte de las actividades que el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez lleva a cabo para fomentar la preservación de las tradiciones entre las nuevas generaciones, un total de 47 niñas y niños realizaron la cosecha de tubérculos para participar en la categoría infantil de la Tradicional Noche de Rábanos que se realizará el próximo 23 de diciembre en el Zócalo de la ciudad capital.

En la actividad realizada en los terrenos de la Comisión Estatal Forestal en el Bosque del Tequio, la Subdirectora de Cultura del Ayuntamiento, Ita Andehui Vásquez Gómez, dijo que, en el marco del 122 Aniversario de la realización de esta tradición de las y los oaxaqueños, el Gobierno Municipal, a través de la Dirección de Cultura y Turismo, está comprometido con mantener las costumbres oaxaqueñas a partir de su difusión de ellas entre la infancia de la capital y con el objetivo de generar un mayor arraigo a la riqueza cultural que da significado a las raíces las y los oaxaqueños.

En este contexto, invitó a las y los capitalinos a asistir al Zócalo y atestiguar las creaciones originales talladas por manos de las y los pequeños que en esta edición contenderán en dos categorías: A, de 6 a 8 años y, B, de 9 a 12 años.

Al participar en esta cosecha de rábanos, la niña Cinthia Zárate Castellanos, quien ha participado en más de 5 ocasiones en esta tradición, dijo que es muy importante que las autoridades municipales y estatales continúen en el fomento de estos encuentros culturales, ya que gracias a ello, destacó, sus compañeros de escuela y familiares se han involucrado en la preservación de esta tradición.

“Me gustan mucho estas costumbres y usos de nuestro estado, inicié en estas actividades gracias a una invitación de nuestra maestra y, desde hace seis años, he estado participando en esta cosecha y en la Noche de Rábanos”, dijo.

Cabe destacar que la siembra y cosecha de la materia prima de esta jornada fue gracias a la coordinación entre instancias municipales y estatales, como lo son: la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura, la Comisión Estatal Forestal y Unidad de Conservación de Vivero del Tequio.