Una mujer latina de 24 años disparó en contra de sus hijos de dos y seis años, respectivamente, asesinando a una y dejando gravemente herido al más grande. Los hechos ocurrieron en Phoenix, Arizona, el pasado lunes 27 de septiembre.

De acuerdo The Arizona Republic, Esther Callejas, quien se encuentra medicada por padecer depresión, compró el revólver 38 hace tres años, pero la escondió de su esposo. La mañana en que pasó todo, la mujer entró a la recámara, sacó el arma de ahí e hizo una prueba, sin embargo, falló y una bala le rozó la mano izquierda.

Luego disparó en al menos tres ocasiones contra los menores, no sin antes decirles que quería ‘que se fueran al cielo’. Después de abrir fuego contra sus propios hijos, la mujer de 24 años intentó suicidarse con antidepresivos, pero al no lograrlo, llamó por teléfono a su esposo Emmanuel Isidro y a su cuñada para confesarles lo que acababa de hacer.

La policía de Phoenix recibió el reporte de la balacera cerca de las 11:45 del lunes, cuando llegaron a la casa de la familia Isidro Callejas hallaron a los niños y les intentaron dar reanimación cardiopulmonar (RCP).

Uno de los policías declaró que al llegar al lugar la escena era simplemente desgarradora y que los dejó muy conmocionados, “nunca alguien debería de ver algo así”, pues los niños estaban ensangrentados y llorando de dolor, dijo.

Los servicios de emergencia trasladaron a los dos pequeños al hospital, sin embargo, al llegar fue declarada muerta Esperanza, la niña de dos años. En tanto, New York Post señaló que el otro hijo de Esther, de seis años, aún se debate entre la vida y la muerte, pues está muy grave.

La policía de Phoenix, Arizona, indicó que Esther Callejas está detenida y compareció este jueves, ahora enfrenta cargos por homicidio e intento de homicidio.

Con información de New York Post y Fox News