Un total de 46 personas, entre ellas 12 menores, murieron calcinadas en la madrugada de este martes al volcar e incendiarse un autobús en una autopista en el oeste de Bulgaria, a unos 32 kilómetros al sur de Sofía, informó el ministerio del Interior búlgaro.

La víctima más joven tenía 4 años, 63 la de más edad y la mayor parte de los fallecidos había nacido entre 1971 y 2004, precisaron a Efe fuentes de policiales.

“No todo el mundo puede soportar estas imágenes”, dijo el ministro búlgaro del Interior, Boyko Rashkov, en declaraciones transmitidas por la emisora pública BTV desde el lugar del siniestro.

“Los cadáveres chamuscados yacen aquí amontonados, uno encima de otro”, añadió el ministro del Ejecutivo de transición búlgaro, y destacó que las víctimas no han sido identificadas aún.

Sslo podrán ser identificados mediante pruebas ADN, según el Servicio Nacional de Investigación.

“Es una tragedia aterradora. La mayoría de las víctimas son jóvenes (…) La mayoría son nuestros ciudadanos”, declaró desde Bulgaria el primer ministro de Macedonia del Norte, el socialdemócrata Zoran Zaev, a la agencia de noticias macedonia MIA.

Zaev viajó al vecino país junto a los ministros de Asuntos Exteriores, Bujar Osmani, y de Sanidad, Venko Filipche, para informarse de primera mano de lo ocurrido.

Las imágenes de BTV mostraban a los bomberos atónitos ante el chasis del autobús, convertido en un esqueleto chatarra carbonizado. Según se informó, tenía matrícula de Macedonia del Norte.

SIETE SUPERVIVIENTES

Las siete personas lograron sobrevivir, saltando del vehículo, fueron trasladadas con quemaduras y heridas leves al hospital Pirogov de Sofía, donde siguen internadas en estado “estable” y fueron visitadas por la delegación normacedonia encabezada por Zaev.

Uno de los heridos es de nacionalidad serbia, confirmó la embajada serbia en Bulgaria.

Las autoridades esperan que los supervivientes puedan testimoniar para ayudar a esclarecer las causas del siniestro, que se produjo cerca de la ciudad de Bosnek hacia las 02:00 hora local (00:00 GMT) en la autopista uma”, que conecta a Sofía con Blagoevgrad.

Desde allí, el autobús, en el que viajaban 51 pasajeros y dos chóferes se dirigían hacia la frontera con Macedonia del Norte, de vuelta de una excursión turística a Turquía.

Los pasajeros se habían alojado dos días en un hotel en Estambul antes de iniciar el regreso, informó la emisora turca CNNTürk.