En el municipio de Rafael Delgado, Veracruz, dos personas murieron y cinco más se intoxicaron al ingerir alcohol adulterado; la alcaldesa Isidora Antonio Ramos confirmó que a pesar del cierre de bares y cantinas, las personas continúan consumiendo alcohol de manera clandestina.

“Por lo menos dos personas murieron esta madrugada después de consumir alcohol presuntamente adulterado”, informó la edil a través de un comunicado emitido por el ayuntamiento.

Primeras investigaciones indican que las víctimas habrían consumido las bebidas embriagantes en un velorio y se dio a conocer que ya se investiga el caso para dar con los responsables.

“Pese al cierre de bares y cantinas las personas continuaron consumiendo alcohol en lugares clandestinos en las orillas del municipio hasta donde acuden a esconderse para ingerir bebidas embriagantes….es lamentable que varios varones estén luchando por su vida luego de haber ingerido estas bebidas”, agregó.

Puntualizó que con el apoyo de las autoridades de salud, sancionarán a todos los que no han acatado las medidas sanitarias de cierre de locales que venden bebidas embriagantes y que permiten que los consumidores se den cita en sus negocios.

Con información de Milenio