Las hermanas Elizabeth y Sara Uruchurtu Cruz, celebraron la detención de la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta y de dos personas más, al responsabilizarla de haber fraguado un tenebroso plan para desaparecer a su hermana Claudia Uruchurtu Cruz.

En conferencia de prensa, sostuvieron que esta acción les ha dado un respiro y las acerca más a la idea de que el estado de derecho en México no es solo un mito.

Recordaron que Claudia Uruchurtu Cruz documentó y presentó denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción en Oaxaca, ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado, ante la presidencia de la República y medios de comunicación por posibles desvío de recursos públicos por parte de la edil.

Señalaron que a lo largo de 42 días que Claudia lleva desaparecida, han exigido y reclamado a las autoridades federales un trabajo eficaz.

“Hemos sido insistentes en advertir que las intromisiones políticas no nos iban a detener para que nos regresen a Claudia, es alentador reconocer que la indiciada, Lizbeth Victoria Huerta aunque pertenezca al partido gobernante hoy ha sido detenida”.

Aseguraron que Morena es un ente público y debe una explicación a la sociedad por este caso, por lo que hoy en Nochixtlán Morena debería de pedir perdón y no votos.

“Aunque pudiera haber más aprehensiones de autores materiales e intelectuales por la desaparición forzada de Claudia esto no nos la devuelve, ahora sigue encontrarla, saber donde está o donde la tienen”, manifestaron las hermanas Uruchurtu Cruz.