La casa de la escritora Elena Poniatowska, ubicada en la Ciudad de México, fue robada la tarde de este domingo.

De acuerdo a los primeros reportes, la escritora salió a comer con su familia y cuando regreso su casa, ésta encontraba con la puerta abierta y con algunas áreas desordenadas.

Tras el robo, en donde solo se llevaron una computadora portátil, la escritora Elena Poniatowska dijo que se sentía «un poco humillada».

«Todo tirado, todo lo que has guardado con cuidado, tu ropa revuelta. Todo lo que finalmente es parte de tu vida y le tienes cariño. Nada más faltó que se hicieran pipí encima», destacó para el medio La Jornada.

Poniatowska mencionó que se le hizo raro que los asaltantes supieran donde se encontraba su área de trabajo y de donde sustrajeron la computadora.

Asimismo, reveló que no hubo vidrios rotos o alguna forzadura de cerraduras y que la primera en notar que la puerta se encontraba abierta fue su hija Paula.

Con información de 24 Horas