La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió que las 160 mil hectáreas en disputa con Chiapas en la selva de los Chimalapas son territorio oaxaqueño.

Con 10 votos a favor y uno en contra, el Pleno de la Corte le dio la razón a Oaxaca y a la controversia constitucional entablada por la entidad.

Afirmaron que el Congreso de Chiapas creó indebidamente e invadió territorio oaxaqueño con la conformación del municipio de Belisario Domínguez.

El gobierno de Oaxaca promovió la controversia constitucional en contra del gobierno de Chiapas desde 2012 para que se fijara la línea limítrofe entre ambas entidades federativas.

Asimismo, impugnó el decreto 008 del Congreso de Chiapas publicado el 23 de noviembre de 2011 mediante el cual creó dentro de territorio oaxaqueño, el municipio de Belisario Domínguez, invadiendo más de 84 mil hectáreas, entre otros actos.

El ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar calificó este asunto de enorme relevancia, “es un asunto atípico, de suma trascendencia y yo creo que el asunto es un precedente”.

Asimismo, se consideró que la presentación de la demanda fue oportuna, tomando en cuenta el principio in dubio pro actione y que la facultad para resolver conflictos suscitados por límites territoriales entre los Estados de la República corresponde a la Suprema Corte desde el 16 de octubre de 2012.

El gobierno de Oaxaca se encargó de documentar y recorrer el territorio en esa zona para confirmar con tecnología de punta los límites y las coordenadas geográficas de la división política entre ambos estados.