Para este lunes se prevé la liberación de la venta de cerveza en este municipio, siguiendo las medidas de distensión graduales del Gobierno Federal.

Esto, luego de que los restaurantes, bares y cantinas exigieran que se levantara la prohibición por la alta venta de alcohol en la clandestinidad.

Esta medida se toma cuando de facto algunos expendios de cerveza ya cuentan con productos para vender y se puede apreciar a personas adquiriendo bebidas embriagantes en algunos locales y los precios se empiezan a normalizar y a bajar sus costos lentamente al subir la oferta.

Algunos bares y cantinas informaron que no abrirán inmediatamente hasta que la venta y los precios de las cervezas se normalicen, ya que con los aún altos precios no se puede competir con otros expendios.