En Hidalgo, una mujer tocó la puerta de una casa durante la madrugada del 4 de octubre, pidiendo ayuda porque supuestamente unos hombres la seguían, pero los habitantes llamaron al 911, donde les dijeron que no abrieran la puerta porque se trataba de otro modus operandi del crimen organizado.

El caso fue narrado en la cuenta de Facebook “Denuncia todo hidalgo”, donde se mencionó que ese día, alrededor de la 1 de la madrugada, una mujer, llorando, tocó la puerta de su casa, con desesperación, asegurando que unos hombres la seguían.

“Gracias a Dios tenemos cámaras afuera de la cada y vimos que no había nadie más que una mujer. Ella lloraba y le preguntamos quién era y nos decía yo, y nosotros le preguntábamos quién yo, hasta que dijo Dulce”.

Le dijeron que habían llamado a la policía que llegaría en cualquier momento, pero no le podían abrir la puerta.

“Mientras eso pasaba llamamos al 911 y nos dijeron que no abriéramos, que es otra forma de actuar del crimen organizado y que ya enviaban a la patrulla”.

Al ver que no le abrieron, la mujer se fue. En el grupo de vecinos que formaron en una plataforma de mensajería instantánea supieron que la mujer había tocado en 3 casas más, pero en ninguna le abrieron la puerta.