El alcalde del municipio de San Andrés Cabecera Nueva, Gerardo García Lucero fue acusado por habitantes de esta localidad por el enriquecimiento inexplicable y el incremento de su patrimonio desde que asumió el cargo de presidente municipal en 2017.

De acuerdo con los denunciantes, el edil emanado del Partido del Trabajo, no ha presentado informes para explicar en que gastó más de 26 millones de pesos del ramo 33 para obras sociales y pavimentación de caminos, porque los accesos a esta comunidad siguen en pésimas condiciones y son de terracería.

Aunado a ello, durante el año fiscal 2020 dispuso de más de19 millones de pesos para rehabilitar el tramo que comunica de San Andrés Cabecera Nueva a Santa Lucía Monte Verde, pero el camino se encuentra en pésimas condiciones y no cumple con la normas establecidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Por tal razón, pidieron la intervención inmediata de las autoridades.

Además, señalaron que García Lucero vendió maquinaria de dos módulos que dejó el gobierno de Oaxaca en comodato, para arreglar caminos rurales pero de la noche a la mañana desaparecieron y ahora no existen.

“No hay auditorías en el municipio y las 12 agencias tienen una enorme cantidad de carencias y pese a ello presume que es protegido del diputado Benjamín Robles Montoya”, expresaron.

Según la comunidad, el edil Gerardo García Lucero llegó de Estados Unidos como ilegal y ahora tiene una residencia indignante en el municipio, una casa en Tlaxiaco, otra más en Oaxaca de Juárez y Puebla.

Cabe mencionar que en su residencia personal en San Andrés Cabecera Nueva tiene cámaras de vigilancia y cuenta con drones de alta tecnología para vigilar y amedrentar a la gente del centro del municipio.

Asimismo, se le acusa de financiar la campaña de Javier Miguel Mendoza con dinero del municipio porque quiere que le tapen los fraudes que ha cometido.