En redes sociales se ha hecho viral la historia de un hombre que fue operado de emergencia después de que se tragara un celular Nokia 3310. El caso ha causado sorpresa entre los usuarios, quienes se encuentran asombrados por el objeto que el paciente introdujo a su cuerpo, así como la forma en la que los médicos lograron sacarlo.

El hecho fue compartido en Facebook por el doctor Skender Telaku, responsable de la operación y que ofrece su servicio en el hospital Klinika e Gastroentetilogjisë, de Pristina, capital de Kosovo, donde fue atendido el hombre de 33 años.

El médico acompañó su relato con algunas fotos del teléfono, la radiografía del hombre donde se puede ver el Nokia y un video de cómo se realizó la extracción sin tener que abrir el estómago del paciente.

De acuerdo los reportes, el sujeto acudió por su propio pie a la clínica debido a los persistentes y fuertes dolores que sentía en el estómago. Al realizarle los estudios, observaron en la radiografía el teléfono móvil Nokia 3310, el cual ya tenía cuatro días en su cuerpo.

Los médicos inmediatamente lo llevaron al quirófano ante el riesgo de que los ácidos del estómago diluyeran la batería del aparato poniendo en riesgo su vida.

Para el procedimiento, el doctor Telaku y su equipo decidieron separar el teléfono en tres piezas, para así extraerlo a través de una endoscopia, sin necesidad de abrir el estómago.

En declaraciones al diario local ‘Ekspress’, el doctor que lideró la cirugía explicó que la batería era la parte más peligrosa del teléfono porque podía explotar y liberar sustancias químicas en el intestino del paciente, generando consecuencias fatales para él.

El Nokia 3310 es una reedición del 2017 que tiene una dimensión de 117 x 52.4 x 13.35 mm, por lo que es probable que haya entrado fácilmente al aparato digestivo del hombre. La primera versión de esta aparato se lanzó el 1 de septiembre del año 2000 y se convirtió en uno de los teléfonos más vendidos en la historia.