El pasado 14 de abril, cuatro directores de Banco Azteca reunieron a los trabajadores para informarles de un caso positivo de COVID-19 entre la planta laboral; les dijeron que seguramente habría más contagios en el futuro, pero les pidieron mantener la calma y no “aventarle tierra” a Grupo Salinas sino, en cambio, agradecer que tenían trabajo.

Durante más de una hora, alrededor de cien empleados de la corporación que preside Ricardo Salinas Pliego escucharon frases como: “tú vienes a trabajar porque tienes que venir y te gusta”, “el control sobre la muerte no lo tenemos”, “se vale estar nervioso” y “encomendemos a Dios que no nos va a pasar a nosotros”, de acuerdo con un audio de la reunión en poder de Animal Político y que fue confirmado por dos trabajadores participantes. Un fragmento de la grabación es reproducido fielmente en este artículo.

“Se vale estar nervioso. Yo lo digo con todas las letras: se vale estar nervioso. Yo lo que sí creo es que éste es el primero de muchos, el primero de los varios casos (de COVID-19) que vamos a tener. En Geografía (del banco) tenemos un caso, parece que también es (coronavirus), no está confirmado, es una persona que tiene en este momento un cuadro de neumonía, pero, de estos dos, seguro se van a multiplicar por más en las próximas semanas y en las próximas horas, entonces, tenemos que estar preparados para resolver cómo nos vamos a enfrentar a eso, cada uno tomará su decisión; temas como lo del cubrebocas, bienvenido quien lo quiera usar”, les dijo Juan Carlos Arroyo, director de Banca Digital de Banco Azteca.

En la reunión, que tuvo lugar en el edificio corporativo conocido como Torre Esmeralda, ubicado en Insurgentes Sur, Raybel Baza de la Cruz, gerente de Nómina y Pagos, pidió a los empleados no criticar a la empresa, pues ello podría perjudicar el pago de los sueldos.