Medio año después del doble homicidio de una pareja de empresarios, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca detuvo a una probable responsable.

El crimen de Pablo O. y Concepción F. M. se perpetró el 7 de diciembre de 2019 en un domicilio particular de la calle J. P. García, Centro Histórico de la capital oaxaqueña y el viernes fue aprehendida Lucía S. C.

Una de las líneas de investigación que se indaga es la probable disputa de la herencia de los socios mayoritarios de la empresa camionera Fletes y Pasajes S. A. de C. V. (Fypsa).

Lucía es esposa del primer hijo del matrimonio y fue detenida la noche del viernes en cumplimiento a la orden de aprehensión que el juez de Control de Tanivet del circuito judicial de Valles Centrales, librada en su contra en la causa penal 520/2020 por el delito de homicidio en grado de coautoría.

Tras ser detenida, Lucía (esposa de Juan) fue llevada a audiencia durante la mañana del sábado, fue calificada de legal su detención y por lo cual se le comunicó la imputación y quedó en prisión preventiva.

Durante las investigaciones establecieron que el móvil del crimen podría ser la herencia, ya que el empresario repartiría su herencia a todos sus hijos.

El doble homicidio ocurrió la madrugada del domingo 8 de diciembre del año 2019 en el domicilio ubicado en la calle de J.P., García, en el centro de la ciudad capital.

Una de las hijas de Pablo y Concepción arribó al domicilio, donde observó que sus padres se encontraban sin vida y había huellas de violencia.

El empresario de Fletes y Pasajes y de Transportes Ortiz, presentaba impactos de arma de fuego y al parecer trató de defenderse.

El cadáver de Juan O. fue hallado en su habitación, sobre su cama y estaba vestido con un pantalón café y camisa gris.

En tanto que, el cadáver de la octagenaria fue hallado en otra habitación; yacía en el piso, boca abajo, también vestida con falda y blusa floreadas.

Tras las investigaciones, los elementos policíacos lograron establecer que presuntamente Lucía fue quien contrató a otras personas para consumar el crimen.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, Lucía S. C. solicitó ampliación del término constitucional, que fenece el 2 de julio, en tanto se le impuso la medida cautelar de presión preventiva.