Un escandaloso final tuvo el Gremio vs. Palmeiras de este domingo por el Brasileirao, tras acabar con una invasión de hinchas que protagonizaron actos vandálicos en el estadio Arena do Gremio. Aficionados del ‘tricolor’ gaúcho no toleraron el 3-1 final a favor del ‘Verdao’ y se metieron a la cancha. La cabina VAR terminó destrozada.

Los barristas ingresaron al campo de juego después de la nueva caída del conjunto de Porto Alegre, que se ubica decimonoveno en la tabla de posiciones del certamen brasileño y está complicado con el descenso.

Un grupo arremetió directamente contra la cabina VAR y la rompió a golpes, en clara y agresiva señal de protesta por el uso de la tecnología en el compromiso.

En el primer tiempo, el videoarbitraje fue clave para que se marque un penal de Thiago Santos sobre Marcos Rocha que se convirtió en el 1-1 parcial de Palmeiras. Posteriormente, en el cierre del encuentro, el árbitro principal anuló un gol que hubiese sido el 2-2 de Gremio con ayuda del VAR.

Con la dolorosa caída como local, Gremio permanece penúltimo con solo 26 unidades a falta de 11 fechas para el final del Brasileirao, en zona de descenso directo. Palmeiras, en cambio, se ubica segundo con 52 puntos en el torneo de la máxima categoría del fútbol brasileño, a siete de Atlético Mineiro.