Una joven embarazada de 18 años de edad permaneció 20 horas a las afueras del área de urgencias para ser atendida por personal médico.

Gracias a una transmisión en vivo de un medio local de la ciudad de Oaxaca (Redacción Oaxaca), donde se evidenció este caso, personal de Trabajo Social del Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso, salió a decirle a la futura madre que podía pasar.

Durante el enlace de Facebook se podría apreciar a la mujer embarazada moverse de un lado a otro y abrazar a su pareja, a quién le decía no aguantar más el dolor.

La mujer comentó que llegó la tarde de ayer lunes, pero en una revisión exprés por médicos de guardia, le pidieron que regresara hasta que se le rompiera la fuente, a pesar que ella les explicó que está cursando ya la semana número 41 de embarazo y que el dolor era insoportable.

Debido a que no aguantaba los dolores y temiendo que algo le sucediera a su bebé, decidió permanecer en la vía pública toda la noche, y esperar ahí el rompimiento de la fuente ya que no aguantaba más los dolores.