Spencer Elden, el joven que presentó una demanda contra los exmiembros del grupo estadounidense de “grunge” Nirvana por usar para su álbum “Nevermind” la foto de él desnudo cuando era bebé hace 30 años, exige que sean censurados sus gen* itales en todas las futuras reediciones.

En declaraciones a TMZ con motivo del 30 aniversario del álbum marcado este viernes, la letrada del joven, Maggie Mabie, precisó que Elden cada año tiene que prepararse para la atención mediática y de los fanáticos hacia su persona, lo que califica de “violación de privacidad”.

El pasado 25 de agosto Elden, quien apareció como un bebé desnudo en la portada de “Nevermind“, un álbum de Nirvana que pasó a la historia del rock casi en automático, está demandando a la banda porque fue, dice, “explotado sexual* mente” cuando era niño.

La demanda fue presentada en un tribunal de distrito de California contra numerosas partes, incluidos los miembros sobrevivientes de la banda; la viuda de Kurt Cobain, Courtney Love; y los sellos discográficos que lanzaron o distribuyeron el álbum en las últimas tres décadas, destacó The Guardian. Elden alega que los acusados produjeron pornografía infantil con la imagen, que lo muestra nadando desnudo hacia un billete de un dólar con sus genitales visibles.

Además también apunta a Kirk Weddle, que fue el fotógrafo de la portada; y extrañamente a Chad Channing, que fue batería de Nirvana en sus primeros años y que abandonó la formación en 1990, es decir, antes de que se editara el disco.

La demanda acusa “explotación sex*ual infantil comercial” de él desde que era menor de edad hasta el día de hoy. Los acusados produjeron, poseyeron y publicitaron, a sabiendas, pornografía infantil comercial, dice Spencer.

The Guardian explicó que Elden tenía cuatro meses cuando se hizo la imagen. Alega que sufre “daños de por vida” por la portada del álbum de 1991, que incluyen “angustia emocional extrema y permanente con manifestaciones físicas”, además de la pérdida de educación, salario y “disfrute de la vida”.

En 2016, Elden recreó la imagen con el periódico New York Post para conmemorar el 25 aniversario del álbum. “Es genial, pero extraño ser parte de algo tan importante que ni siquiera recuerdo”. Ese año también dijo: “Recientemente he estado pensando: ‘¿qué pasa si no estoy de acuerdo con que mi maldito pene se muestre a todos?’ Realmente no tenía otra opción”. Anteriormente había recreado la imagen para Rolling Stone, de 10 años.

Con información de Sin Embargo