Este lunes se reanudaron las actividades en diversas áreas del Hospital General de Juchitán “Macedonio Benítez Fuentes” luego de que fuera puesto en cuarentena durante 17 días debido a un brote de Covid-19, que dejó 170 infecciones entre los trabajadores y se convirtió en uno de los peores brotes en las unidades médicas del país.

Félix Marín Carballido, subdelegado del sindicato en el hospital, dijo que 270 trabajadores regresaron ayer después del cierre, que había tenido debido a que se quedó sin personal para cuidar a los residentes; sin embargo, reiteró que los trabajadores más vulnerables y los que tienen enfermedades crónicas permanecen en aislamiento como medida protocolaria.

Este hospital mantuvo el servicio de emergencia sólo durante estos 17 días, pero ahora todas las áreas, incluyendo el Covid-19 con separación de casos, están en funcionamiento. Durante una semana, a partir del 8 de julio, el Servicio de Salud de Oaxaca (OHS) examinó a 183 profesionales de la salud de esta unidad, de los cuales el 63% dio positivo por el virus. Se activó entonces una condición de cuarentena en el hospital para proteger al personal médico y a la población.