Suilma Marimar Sánchez Martínez es originaria del municipio indígena de San Miguel Quezaltepec, Oaxaca, hablante de la lengua mixe y su arte y diseño textil singular la han llevado a incursionar en el mundo de la moda con su propia marca.

Recientemente participó como única expositora mujer en la Intermoda en Guadalajara, Jalisco , el certamen más importante de la industria del vestido de América Latina, y conquistó a los críticos con 11 piezas inspiradas en la cultura mixteca y los detalles prehispánicos en seda, así como pieles artesanales como amuzgo triqui e hilados provenientes de la grana cochinilla y el caracol púrpura.

Suilma Marina Sánchez Martínez , creadora de la marca Suilma Sánchez Tuunik, diseña y elabora prendas de vestir, bolsos, accesorios, inspirándonos en las diferentes culturas originarias de Oaxaca.

De pequeña, su madre, abuela y tías elaboraban los vestidos tradicionales de su etnia, y ella siguió el ejemplo para preservar su cultura y tradiciones, porque se estaban perdiendo con el tiempo.

Suilma, confiesa que la discriminación, al mudarse a la capital del estado fue lo que la llevó a interesarse por el diseño de la moda étnica. “Primero por el interés, la preocupación que tengo, de que ya se está perdiendo la vestimenta tradicional de mi pueblo y otra de las razones, fue al enfrentarme a este choque cultural al ingresar a la preparatoria.

Yo estudié la secundara en mi pueblo, de ahí salgo a los 15 años, vengo a estudiar a la ciudad de Oaxaca la preparatoria y me enfrento a este choque cultural, donde pues siempre había ese bulling, discriminación y por todos esos motivos yo quise dejar a un lado mis orígenes, pero los recuperé y ello me llevó al éxito, en mi carrera profesional en la moda, porque hoy plasmo arte textil de mi Oaxaca”.

Suilma, estudió la licenciatura en moda y guiada por el diseñador Juan Manuel Bautista, se convirtió en una diseñadora reconocida. Bautista reconoce que el trabajo del arte textil que han emprendido Suilma en sus diseños busca reivindicar el trabajo de los artesanos de Oaxaca, con los que se trabaja de la mano, para difundir su significado y revalorar su labor, además de que se genera una fuente de empleo importante.

En ese sentido, la diseñadora Suilma Sánchez precisa que trabaja con otros artesanos, a los que no solo les paga, sino también les da el crédito a través de Tuunick, para contar su historia en cada bordado que se agrega en sus diseños, y que se entrega con una descripción en cada prenda que se llega a comercializar. La diseñadora está en contra del plagio del arte y de los diseños oaxaqueños e incluso llamó a diseñadores internacionales a revalorar el trabajo que hacen los artesanos mexicanos.

La marca de Suilma Sánchez, lleva más de 2 años en el mercado y a partir del 2020, ya es partícipe en diferentes eventos, ya que fue la primera oaxaqueña que empezó con la elaboración de abrigos y sacos con textil cultural, lo que la distingue del trabajo de otros diseñadores.

Hoy, su reto es avanzar y trascender en el mundo de la moda, y por lo pronto, ya ha sido contratada para diseñar el vestuario de los conductores de programas de televisión y comienza a llegar las solicitudes de prendas y diferentes trabajos artesanales.

Otro trabajo que le dio renombre, fue la elaboración de las piezas que portó la soprano oaxaqueña María Reyna, en sus presentaciones en la Guelaguetza de 2019 y en el teatro Macedonio Alcalá. “Nosotros lo que hacemos es arte, porque la moda es pasajera, va y viene y nosotros lo que hacemos siempre es permanecer ahí, y siempre va estar ahí, y es justamente lo que buscamos transmitir y llevar a diferentes partes del mundo, ya sea pasarelas, museos, exposiciones cultural, mostrar arte de Oaxaca y la cultura de sus pueblos”, mencionó.

Y sí, Sánchez hoy es tendencia en la moda, pero ello no la ciega, ni le quita el sueño, afirma que siempre mantendrá su sencillez y humildad que la caracteriza. “Siempre los pies en la tierra, siempre debe ser así porque si uno empieza con eso de que se le sube la fama, entonces es donde se pierde todo el sentido, entonces siempre debemos saber quiénes somos, de dónde venimos, nunca perder esa parte de nuestros orígenes y siempre sentirnos orgullosos Y decir siempre con orgullo y decir sí soy oaxaqueña, pertenezco a tal pueblo, hablo tal lengua y ya sin el miedo de que nos digan, o nos discriminen o nos hagan bulling”, puntualizó.