El Congreso del estado aprobó una reforma al Código Civil de Oaxaca por la que será posible dar por revocadas las herencias de aquellos descendientes que no alimenten a sus madres y padres adultos mayores.

La herencia podrá ser revocada por el concepto de ingratitud, de acuerdo con la adición a la fracción III al Artículo 2245 del código, aprobada por los legisladores locales e impulsada por la congresista Migdalia Espinosa Manuel, integrante del Grupo Parlamentario de Morena.

Esta causal se agrega a las demás situaciones ya previstas en la normatividad vigente para la revocación de herencias.

“Para la LXIV Legislatura resulta fundamental garantizar una vida digna a las personas en edad de la senectud, toda vez que muchas, una vez realizada la donación de sus bienes, enfrentan un panorama desolador cuando sus hijos o descendientes venden los inmuebles y no cumplen su promesa de ocuparse en la manutención, protección y cuidados”, señalaron en un comunicado.

Con esta reforma, los diputados dijeron que buscan dar garantías para la protección de las personas adultas mayores, con el fin de que no sufran abandono por parte de sus hijo y/o herederos.

“También, deja a salvo los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos, mismos que deben ser velados por el aparato gubernamental estatal”, señalaron.
La reforma fue dictaminada por las Comisiones Permanentes Unidas de Administración y Procuración de Justicia y Grupos en Situación de Vulnerabilidad.