El Congreso de Morelos aprobó una serie de reformas en materia familiar que garantizan el derecho de las personas transgénero al cambio de identidad, luego de dos legislaturas donde el tema fue congelado por cuestiones políticas o ideológicas.

Con 16 votos a favor, una abstención, y cero votos en contra, el Pleno del Congreso del estado aprobó un paquete de reformas a diversas disposiciones de los códigos civil y familiar para facilitar el cambio de la identidad de género en la entidad.

Dicha iniciativa fue presentada en la legislatura LIV por la ahora exdiputada morenista Alejandra Flores; por tres años estuvo congelada ante la oposición de diputadas y diputados que provenían del Partido de Encuentro Social (PES)- instituto político al que pertenece el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo-, Nueva Alianza, PRI y Movimiento Ciudadano.

Este jueves, Edi Margarita Soriano Barrera, diputada por Morena y presidenta de la Comisión de Atención a la Diversidad Sexual, la sacó de la congeladora y presentó ante sus homólogos y homólogos el dictamen para su aprobación.

En su mensaje, manifestó: “La diversidad y la pluralidad componen este espacio legislativo, así como la voluntad de anteponer el bienestar común y la garantía de Derechos Humanos” y consignó que “defender la diversidad es defender la democracia y la libertad”. Refirió que “la mayoría de los Congresos locales aún tienen una deuda histórica” con las personas “trans”.

Hasta el momento solo en 14 estados se han modificado los códigos civiles y familiares respectivos para garantizar el derecho a la identidad de género: Ciudad de México, Colima, Coahuila, Chihuahua, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Tlaxcala.

Soriano Barrera destacó que “no garantizar el derecho a la identidad de las personas trans es atentar contra su vida y su dignidad” y agregó que “todas las personas necesitamos en nuestra vida cotidiana una identidad jurídica”. “Esa es la magnitud de la Reforma que hoy nos convoca”, dijo.

La legisladora de Morena lamentó “la falta de voluntad política que legislaturas anteriores han tenido históricamente, han incrementado las condiciones de desigualdad que enfrentan estas poblaciones, al vincular la condición económica de las personas con el derecho a la identidad género”.

En el recinto legislativo se encontraban integrantes de distintos colectivos de la comunidad LGTBT con banderas de colores celebraron que “por fin inicia el camino para el reconocimiento de sus derechos”.

Con estas modificaciones cualquier persona que así lo desee (por convicción personal e interna, sin que sea requisito acreditar intervención quirúrgica alguna, terapias u otro diagnóstico o procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género) podrá solicitar su nueva acta de nacimiento para identidad de género.

Cumplido el trámite, la Dirección General del Registro Civil informará de la modificación a la Secretaría de Gobernación, de Hacienda y Crédito Público, de Educación Pública, de Salud, de Relaciones Exteriores, de Seguridad Pública, a la institución de seguridad social a la que pertenezca el solicitante.

De la misma manera deberá notificar al Instituto Nacional Electoral, al Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, a la Fiscalía General de la República, al Consejo de la Judicatura Federal, al Tribunal Superior de Justicia, a la Fiscalía General, a la Comisión Estatal de Seguridad Pública y al Archivo General de Notarías, estos últimos del estado de Morelos.

También se notificará a cualquier otro ente público o privado que considere necesario el solicitante. El Decreto, con el que se aplican las reformas, entrará en vigor a partir del día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”, Órgano de difusión del Gobierno del Estado de Morelos.