El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) exhortó al vocero de la diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, para que evite el uso de expresiones discriminatorias que atenten contra los derechos humanos o que sirvan como justificación para actos de intolerancia, agresión u odio en contra de las personas de la comunidad LGBT+.

La notificación al vocero atiende a una queja que presentó, el pasado 26 de agosto, el presidente del Centro de Orientación e Información de VIH/SIDA, Luis Felipe Zamudio Burgos, contra los dichos que realizó Lara Becerril en una conferencia de prensa donde defendió la familia conformada por padre, madre e hijos.

El director de Admisibilidad, Orientación e Información del Conapred, Enrique Ventura Marcial, pidió al vocero diocesano sumarse a la cultura del respeto y la inclusión, así como respetar las leyes que establecen la prohibición de discriminar por cualquier causa, así como no motivar con sus expresiones a un posible ambiente de agresión.

“Tomando en cuenta la posición jerárquica relevante que Martín Lara Becerril ocupa dentro de su comunidad religiosa, la influencia carismática que ejerce dentro de ella y por tanto, el efecto amplificado que su opinión puede tener entre algunas personas, se le exhortó a evitar el uso de expresiones discriminatorias que atenten contra los derechos humanos o que sirvan como justificación para actos de intolerancia, agresión u odio en contra de las personas de la comunidad LGBT+ y sumarse a la cultura del respeto y la inclusión”, señaló Ventura Marcial.

En agosto pasado, Lara Becerril señaló que “la iglesia católica siempre defenderá a la familia conformada por padre, madre e hijos, protegeremos a la vida humana concebida en la familia desde su concepción hasta la muerte natural” y se sumó a la postura de la entonces diputada local Elsa Méndez, quien también tiene recomendaciones de la Defensoría Estatal de Derechos Humanos por difundir el odio contra la diversidad sexual.

El Conapred refirió que el artículo 130 constitucional establece que los ministros de culto “no podrán en reunión pública, en actos de culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones” y recordó que el artículo primero de la Constitución establece la prohibición de toda discriminación motivada por las preferencias sexuales.

Luego de conocer el exhorto, el presidente de COIVIHS/SIDA, Luis Felipe Zamudio, señaló que “esta organización de la sociedad civil, defensora de los derechos humanos LGBT+ y de personas con VIH y SIDA reafirma su compromiso para promover y defender sus derechos y les invita a reflexionar sobre la importancia de crear una cultura de la denuncia administrativa y legales en las dependencias correspondientes para reducir o eliminar la discriminación”.

Con información de El Financiero