Comerciantes Establecidos de Oaxaca Asociación Civil (C.E.O. A.C.) comenzaron a abrir sus negocios ubicados en las calles de Flores Magón y 20 de Noviembre, para evidenciar ante las autoridades estatales y municipales la necesidad que tienen de regresar a trabajar.

Luego de protestar para exigir al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa y al presidente municipal de la ciudad, Oswaldo García Jarquín, respetar sus fuentes de trabajo y empleos, demandaron que les permitan abrir en un horario comercial, comprometiéndose a respetar las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19.

Muchos de ellos dijeron estar al borde de la quiebra, ya que no pueden seguir manteniendo sus negocios sin vender y verse obligados a pagar rentas.

Lamentaron que algunos se han visto obligados a liquidar a sus empleados, con la promesa de volverlos a contratar si mejora la economía que la pandemia ha afectado.

Acusaron que han pedido reuniones y audiencias con Oswaldo García Jarquín para solicitarle permisos para abrir sus negocios pero el edil hasta hoy se ha negado a recibirlos.