En Ghana, África, un pastor convenció a sus seguidores para que tomaran del agua con la que se había bañado.

El momento quedó registrado en un video y la grabación muestra al hombre dentro de un tambo color azul lleno de agua mientras se enjuaga una y otra vez y las fieles realizan una serie de cantos.

Segundos más tarde, un grupo de personas hace fila en espera de poder beber un poco del agua con la que se duchó el pastor.

En redes sociales el video ya se viralizó y usuarios han calificado la situación como una “estupidez” y “asqueroso”.