La eutanasia de Martha Sepúlveda, la primera colombiana que recibiría el procedimiento sin tener una enfermedad terminal, fue cancelada a horas de llevarse a cabo.

De acuerdo con el Instituto Colombiano del Dolor, el Comité Científico Interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad «concluyó de manera unánime cancelar el procedimiento» al determinar que «no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado en el primer comité» que evaluó su caso.

La medida ha sido polémica, pues mientras algunos afirman que todo dolor es tratable y se evitó una tragedia, muchos critican que ante la presión de la iglesia católica se le haya quitado a la mujer su derecho de morir dignamente en vez de tener una vida llena de dolor.

El procedimiento de Martha estaba programado para este domingo a las 7 de la mañana.