La vida de muchos animales tienen algunos giros positivos gracias al rescate animal, que hacen muchas fundaciones y personas de buen corazón. Quienes se han encontrado muy cerca del peligro, han conseguido ser salvados por personas bondadosas como estas. Tal es el caso de Chaba, un pequeño elefante de Chiang Mai, Tailandia que vive con su madre BunMa en Elephant Nature Park. Y los dos fueron rescatados por la Fundación Save Elephant, según dijo el sitio del parque.

La historia detrás de ellos se dio a conocer en agosto de este año. Cuando la fundadora del parque y fundación, llamada Lek Chailert, la contactó una persona dueña de un campamento de elefantes para pedirle ayuda en rescatar a una madre con su bebé, y llevarlos a Nature Park, de acuerdo a la misma fuente. El dueño de este campamento no se encontraba bien económicamente debido a la situación del COVID-19. Por eso decidió vender algunos elefantes para poder alimentar a los que se quedaban con él. En el caso de Chaba y BunMa, lo dejó ir para cuidar la salud del pequeño y por tratarse de una mamá primeriza.

Ella tiene 16 años, y antes de esto se dedicaba al espectáculo de elefantes, donde actuaba y pintaba. Chaba nació en mayo de este año, de acuerdo a ENP. «Cuando nuestro equipo se enteró de la difícil situación de Chaba y su madre, BunMa fuimos al campamento para ver cómo podíamos ayudarlos», dijo Ry Emmerson, director de proyectos de la Fundación Save Elephant. «Encontramos a la madre y al bebé en un pequeño corral de cemento, sin ningún tipo de enriquecimiento, ya la madre en una cadena corta. Inmediatamente quedó claro que los dos tenían mala salud y necesitaban una intervención urgente», agregó.

Por desgracia, el sitio del parque informó desde que ella dio a luz ha estado encadenada a una perrera junto a Chaba. El equipo de Save Elephant actuó rápido y los rescataron, dejándolos vivir en el parque para elefantes. «Decidimos que era más seguro para ellos caminar hasta nuestro santuario. Después de dos horas de caminata, llegaron a ENP y los recibieron con un pastel de elefante», dijo Emmerson.

A continuación puede ver el vídeo donde al pequeño bebé elefante le dan un baño después de que lo rescataran: