Nerea Godínez volvió a enternecer a sus seguidores después de compartir el emotivo momento de cuando Octavio Ocaña pidió su mano ante su madre. En las imágenes se puede ver al actor que le dio vida a “Benito Rivers” en la serie de Vecinos, muy nervioso y haciendo algunas bromas para calmar la situación.

Desde la sorpresiva muerte del comediante el pasado 29 de octubre, la joven ha comenzado a adquirir relevancia, sobre todo porque ha pedido justicia para el ex actor infantil de Televisa, pues tanto ella como la familia están en desacuerdo con la versión de las autoridades, quienes aseguran que Ocaña murió por un disparo accidental proveniente de una pistola suya.

Asimismo, Nerea ha ocupado sus redes sociales para dar a conocer su historia de amor, pues fue este mismo año cuando la estrella de televisión le pidió que fuera su esposa y próximamente contraerían matrimonio.

Fue por medio de Instagram, que la prometida del actor compartió un inédito video del momento en el que Octavio Ocaña pidió su mano ante su madre. Las imágenes fueron captadas en un lujoso restaurante y se puede ver como el comediante se encuentra muy nervioso por la situación.

“Así le pediste a mi mamá mi mano todo tierno y nervioso !! Casi lloramos todos ese día !! … al final la pasamos increíble  TE AMO y como dije esa vez “por siempre si”, escribió en la publicación. 

“Su hija me gusta mucho, la amo. Le quiero pedir si usted nos autoriza, por favor (…) para casarme con ella” se escucha a “Benito” decirle muy inquieto a la madre de Nerea, quien lo observa atentamente sin perder detalle de cada palabra. 

Así reaccionó la madre de Nerea

“Yo sí la cuido para toda la vida”, sentenció el comediante quien se lanzó a la fama durante la infancia. Mientras tanto, la madre de la joven, con la voz entrecortada, le comenzó a decir lo importante que es Nerea, quien ya tenía un hijo de una relación previa. 

“Ya dijiste. ¿Es un compromiso? ¿Es en serio?. Porque es mi niña, es nuestra niña que no le ha ido muy bien en la vida. Si ella es feliz, pues yo también soy feliz”, dijo la mamá de la joven con una voz muy sentimental. 

Al final del discurso, la señora le hace una señal que da a entender que lo estará vigilando, mientras su hija comienza a reír y Octavio Ocaña le garantiza que la hará feliz. 

Con información de El Heraldo de México