Tres horas después de haber declarado anticipadamente ante un juez en contra de un grupo criminal, un menor de 17 años fue asesinado en las inmediaciones de Santa Isabel, Chihuahua, cuando salía de la región junto con su familia.

El pasado miércoles 15 se reportó el ataque a una camioneta Voyager gris, a la altura del kilómetro 66 de la carretera federal Cuauhtémoc- Chihuahua, donde falleció el menor y otras tres personas resultaron heridas.

De acuerdo con el fiscal de la Zona Occidente, Manuel Carrasco, L.D.H. declaró ante un juez de control sobre la información que tenía cuando formó parte de un grupo criminal, y su familia rechazó la seguridad que le ofrecieron.

Los atacantes interceptaron el vehículo en el kilómetro 55 del poblado de Santa Isabel, donde la familia se detuvo. Tras el ataque, en el lugar quedó la camioneta destrozada a balazos y el cuerpo del adolescente tendido.

El fiscal Carrasco comentó que no se le consideró un testigo protegido porque el menor declaró de manera anticipada. El juez admitió la declaración porque L.D.H. saldría de la región y no estaría presente cuando se realizara la diligencia, dijo.

El 27 de agosto pasado, alrededor de las 21 horas, un grupo de sicarios intentó ejecutar al fiscal Carrasco y sus escoltas en dos ataques distintos en la ciudad de Cuauhtémoc. Dos de sus agentes resultaron lesionados.

El funcionario informó que viajaba en una camioneta blindada que fue atacada por sujetos desconocidos a bordo de un Volkswagen tipo Bora, una camioneta Explorer y otra Cadillac, en el Libramiento Gómez Morín e Ingenierías.

Con información de Proceso