Quiéranlo o no, la joven Andra Escamilla logró subir el tema de la inclusión a la agenda nacional.

Andra, quien se hiciera viral luego de que Chumel Torres se burlara por pedirle a sus compañeros que utilizaran los pronombres “elle”, está en medio de la polémica.

Y es que algunas personas que supuestamente son cercanas a elle aseguran que Andra es “mala persone” e incluso no es de género fluido, como asegura, ya que Andra sólo lo hace para llamar la atención.

En algunos de los contenidos que circulan en redes, señalan que en su video dice estar “cansada” y no “cansade”.

Andra se justificó diciendo que su género era fluctuante y que ella era una persona trigénero que a veces usaba ella para referirse a ella misma.

Esto aunque respetable confundió más a las personas que no dudaron en cuestionarla: Y si eres trigénero, ¿porque no te pareció el término compañera? ¿por qué dices que eres una persona trigénero y no una persone trigénero?

Pero esa no es la peor parte, Andra Escamilla que habría acusado a sus compañeros de discriminarla, en realidad —según estas versiones— es quien constantemente acosa a sus compañeros ya que es una persone agresive y violente.

Así lo hizo ver un usuario en Facebook llamado Rosenberg Cols quien afirmó que Andra no es binaria.

‘No eres binaria se te ocurrió porque está de moda, justo como cuando decías que eras bipolar porque admirabas y querías ser Harley Quinn (sí un personaje de comic)’, le escribieron.

Andra habría acusado a sus maestros de transfóbicos por reprobarla, mismos profesores habrían estado a punto de perder sus trabajos hasta que tres de sus compañeros testificaron a favor de ellos asegurando que “elle no entraba a clases”.

Andra sería, según Rosenberg, una acosadora pues tras ser rechazada por su supuesta prima Fernanda, elle armó un escándalo y acusó a todos de homofóbicos.

Por su parte Andra Escamilla desmintió estos rumores sobre elle y aseguró que la persona que escribió esto ni siquiera le conoce por lo que pidió no hacerle caso a este tipo de personas que solo quieren llamar la atención.

Y tiene razón, mientras nada de esto nos conste, todos, todas y todes merecemos respeto.

Con información de Excelsior