El presidente argentino, Alberto Fernández anunció esta noche que Argentina y México producirán la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford, para distribuir en América Latina con excepción de Brasil y que podría ser utilizada en el primer semestre de 2021, lo que creó grandes expectativas, no sólo aquí sino en los países del Cono Sur.

Fernández, quien luego de la presentación se comunicó con su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, destacó que el fabricar la vacuna en conjunto con México asegura que será distribuida “equitativamente entre los países que así lo demanden y a solicitud de los gobiernos de esos países”.

“Es un emprendimiento privado con la Universidad de Oxford que contó con el apoyo financiero de la Fundación Slim y lo convirtieron en un proyecto sin fines de lucro. Hay que celebrar la conducta de la empresa y de la universidad. No están buscando beneficios económicos con la vacuna y la hace relativamente barata en comparación con otros desarrollos”, explicó.

“El objetivo es fabricar entre 150 y 250 millones de dosis que al poder cubrir a la región dejan atrás la percepción y los augurios de algunos sectores que intentan utilizar la pandemia advirtiendo que nuestros países serían los últimos en recibir las vacunas”, mencionó.

Además, muestran la consolidación de la relación especial que existe entre Argentina y México, destacó.

Es importante conocer “que el trabajo se realizará en AstraZeneca, de origen anglosueco y que hace muchos años está en Argentina e hizo un acuerdo con Oxford para desarrollar esta vacuna”, aclaró el mandatario argentino.

Los medios locales destacaron el financiamiento del empresario mexicano Carlos Slim, que firmó un acuerdo con la Universidad de Oxford y AstraZeneca para producir la vacuna de manera local, en Argentina y México, como una iniciativa sin fines de lucro.

El medicamento llegará a precios más accesibles, y costará entre tres y cuatro dólares por dosis, y podría estar listo entre seis y doce meses. Se producirán entre 150 y 250 millones de vacunas que estarán disponibles en el primer semestre de 2021, recordó Fernández.

El laboratorio AstraZeneca eligió al Abxience en Argentina, que será el productor del reactivo de la vacuna, y México será el encargado de envasar la vacuna y completar el proceso de producción.