El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que iniciarán un proceso de compras de medicamentos en el extranjero, con lo cual, prometió que se abatirá el desabasto.

Aseguró que la compra será supervisada por la ONU, porque no serán rehenes de los grupos farmacéuticos que acaparaban el mercado y propiciaban actos de corrupción.

El mandatario afirmó que volverán a comprar a empresas mexicanas “cuando se regeneren los que se dedicaban a la venta de los medicamentos, que entiendan que ya se acabó la corrupción, entonces vamos a poder adquirir los medicamentos en el país”.

Reiteró que no estará como rehén de “grupos que hacían su agosto, que lucraban, que vendían hasta medicamentos adulterados, caducos, que acaparaban todas las compras del Gobierno de medicamentos, laboratorios muy famosos que pensaban que por tener buenas relaciones con los medios de información y con campañas de desprestigio nos iban a doblegar”.

“Es un compromiso que a nadie le falten los medicamentos, y es atención médica y medicamentos gratuitos para todo el pueblo de México”, consideró.

El Presidente detalló que el gabinete de Salud sostuvo una reunión con él y el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, para organizar el proceso de compra en el extranjero.

El año pasado se lanzó una licitación consolidada por alrededor de 70 mil millones de pesos para la compra de medicinas en México y el extranjero. Además se han realizado adquisiciones de medicamentos oncológicos en países como Francia.

En tanto, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que el Gobierno comprará 60 mil millones de pesos en medicamentos a través de licitaciones que estarán a cargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“No es que ya esté fijado, eso depende precisamente de los precios. Los precios ahora han cambiado, espero que no mucho, pero está alrededor de 60 mil millones de pesos que es más o menos lo que, inclusive un poco menos de los que se gastó hace dos años y hace un año”, declaró.

Entrevistado luego de reunirse con De la Fuente y los titulares de los institutos del Sector Salud, Alcocer explicó que se aprovechará la normatividad para la adquisición de los años 2021 y si es posible, 2022.

De tal forma que el embajador de México ante la ONU será el enlace entre las organizaciones internacionales y el gobierno mexicano; el mecanismo permitirá cubrir 80% de la adquisición total de fármacos en el país.

En tanto, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, consideró que esta compra consolidada permitirá “comprar buenos medicamentos a buen precio”.

Alcocer reconoció que existía resistencia en que la adquisición se hiciera de manera individual, y explicó que para la distribución, ya se tiene una estrategia que garantiza eficiencia y eficacia y, no que impida que llegue el medicamento.