El presidente Andrés Manuel López Obrador ofrecerá este martes, a nombre del Estado mexicano, una disculpa al pueblo Yaqui, por el destierro, la esclavitud y despojo de tierras que ocurrió desde la segunda mitad del Siglo XIX.

Esta disculpa, que se enmarca en las conmemoraciones patrias de este año, fue prometida desde el inicio del actual gobierno y tiene como propósito reconocer que fue un pueblo originaron oprimido desde las estructuras del gobierno mexicano.

Entre 1875 y 1910, Porfirio Díaz favoreció a terratenientes que buscaban quedarse con el territorio de este pueblo asentado en sur de Sonora.

Como represión y castigo, los Yaquis eran desterrado a la “Siberia mexicana”, en la entonces inhóspita Península de Yucatán, donde morían por enfermedades del trópico. Con este perdón, el gobierno construyó un acueducto y un distrito de riego, que será transferido al pueblo Yaqui.

No es la primera vez que el mandatario de México pide perdón a los pueblos de México, ya que con anterioridad ha pedido a nombre de la Presidencia que se ofrezca el perdón por hechos históricos en los que se violentó al pueblo.

Con la información de El Heraldo de México