Manifestantes chilenos quemaron hoy las pertenecías de un grupo de migrantes Venezolanos que se encontraban en un campamento improvisado en la ciudad de Iquique, Chile.

Los manifestantes arrojaban colchones, carpas, cobijas, ropa y demás pertenencias, al fuego que se hallaba en medio de una gran turba que arrojaban consignas al grito de; ¡No más migrantes! ¡Y llegaron los chilenos! y «¡G, S, I… M, E…, VIVA FIDEL!».

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de un campamento improvisado que se levantón en un lote baldío entre las calles Las Rosas y Avenida Aeropuerto.

Al momento en que se acercó al lugar el contingente, los habitantes tuvieron que huir y buscar refugio pues corrían peligro si decidían quedarse en el lugar.

En el grupo migrante, se encontraban al menos 7 niños, a los cuales también se les arrebataron sus pertenencias para incinerarlas.

Los marchantes, se estaban manifestando en rechazo de las personas que ingresan de manera ilegal por las fronteras chilenas.

Portando banderas nacionales y enardecidos por la actual crisis migratoria que acaece en el país, los chilenos pertenecientes a estos contingentes no mostraron piedad quemando casi todas las pertenencias de los extranjeros.

Por otro lado, algunos usuarios de redes sociales criticaron el actual de dichos actos, tachándolos de fascistas y xenófobos y reprobando el actuar de los chilenos involucrados.

Ante los hechos, los cuerpos de carabineros chilenos, aún estando presentes, no detuvieron a los manifestantes, que en un acto de xenofobia, incineraban las pertenencias de los venezolanos.

Después del hecho, una de las victimas relató para La Cuarta lo que había vivido durante el desalojo y posterior despojo de sus pertenencias.

“Lo que nos hicieron, eso no se le hace a un ser humano, porque todos somos seres humanos, todos somos hijos de Dios. Tienen que agarrar a la gente que está haciendo lo malo, no los que están trabajando”, señaló.

Y agregó, “Nos quemaron todas las pertenencias, todos los papeles, se llevaron a uno de mis perros […] Los policías nos sacaron y no nos dieron chance de sacar nada”.

Las autoridades chilenas no se han pronunciado al respecto de los sucesos y la suerte de los afectados quedó suspendida en el aire, pues ahora ya no tienen nada.

Con información de 24 horas