Aida Victoria Merlano, influencer cuyos videos alcanzan miles de reacciones en Instagram, podría pasar más de 20 años en prisión después de que autoridades la señalaran por, probablemente, ayudar a su madre a escapar de la cárcel.

La joven es hija de la excongresista colombiana Aida Merlano quien se fugó de la cárcel el 1 de octubre de 2019 tras asistir a una cita con un dentista acompañada por una guardiana.

La madre de Merlano enfrenta cargos por haber incurrido en el delito de compra de votos durante las elecciones legislativas de 2018 en Colombia. En videos se le exhibió mientras repartía fajos de billetes a líderes para pagar votos a favor de ella.

Una investigación en curso ha puesto a la hija de Merlano y al dentista Javier Cely en la mira pues habrían sido quienes ayudaron a la excongresista a fugarse de la cárcel.

En aquel entonces (2019) la inculpada asistió al consultorio dental que se encontraba en un tercer piso pero escapó del mismo por una ventana que daba a la calle utilizando una soga por la cual descendió para subirse a una motocicleta y desaparecer.

Fue en el 2020 cuando Merlano volvió a ser apresada por autoridades de Venezuela, país donde fue ubicada.

Mientras tanto, esta semana inició el juicio contra Aida Victoria quien, según la Fiscalía de Colombia, fue quien entregó los elementos a su madre para fugarse.

“Todos los días me levanto siendo consciente que puedo ser declarada culpable, me van a meter presa 21 años”, indicó la influencer en Instagram.

A decir de la joven, no ve a su madre desde hace más de dos años, tiene una relación fracturada con su hermano y ahora enfrenta a la justicia.

Por su parte, el fiscal del caso ha asegurado que tanto Aida Victoria como el dentista “facilitaron la fuga y prestaron su ayuda para que se pudiera cumplir con ese propósito”.

“Finalizado este juicio oral, la Fiscalía espera un fallo condenatorio contra Aida Victoria Merlano Manzanera y Javier Guillermo Cely, como cómplices de la fuga», declaró, según el medio citado.

En un video, subido a Instagram, la joven ha declarado que el proceso en su contra ya lleva dos años y no puede dar detalles.

«A pesar de que puedo ir presa 21 años, yo soy feliz», afirma en el video que ya cuenta con más de un millón de reproducciones.