Lo que parecía ser un fallido robo en realidad fue el feminicidio de Adriana Arana asesinada en calles de la Ciudad de Méxco, presuntamente por órdenes de su exesposo que incluso presenció el crimen.

La víctima de 47 años, era madre de una menor de 14 años, trabajaba en sistemas de cómputo y desde el 2019 buscaba separarse de su esposo por las constantes peleas y la violencia que vivía en su matrimonio.

En aquel entonces, Adriana se acercó a la Fiscalía General de Justicia para presentar una denuncia por maltrato familiar pero no tuvo ningún resultado.

La tarde del 11 de agosto fue asesinada plena luz del día mientras circulaba en los carriles centrales de Viaducto Miguel Alemán a la altura de la colonia Roma.

Al principio se reportó que Adriana había fallecido a causa de un infarto, motivo por el cual chocó su vehículo, sin embargo, horas después se determinó que le habían disparado en al menos tres ocasiones.

El reporte de las autoridades indicó que le dispararon en el pecho y en el hombro, fue así como se iniciaron las investigaciones.

Al realizar la revisión de las cámaras de seguridad se halló una motocicleta en la que iba un hombre que estuvo siguiéndola durante todo el trayecto.

Una vez que la mujer fue herida ella siguió conduciendo su automóvil hasta que chocó contra cuatro vehículos hasta que se detuvo.

El grupo Especial de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se dio a la tarea de analizar a detalle cada una de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad por lo que supieron que los homicidas escaparon desde la colonia Roma hacia la zona de Iztapalapa.

Además, descubrieron que la motocicleta implicada estuvo escoltada por un automóvil Audi que presuntamente es del exesposo de Adriana.

Con la información, agentes de inteligencia dieron con un domicilio en la alcaldía Iztapalapa, donde se reunieron los responsables del crimen, por lo que dos días después detuvieron con un arma de fuego a Enrique S., exesposo de la víctima.

También descubrieron que días antes del crimen, el exesposo había retirado del banco 100 mil pesos, los cuales se presume los habría pagado a los sicarios que cometieron el crimen, quienes también ya fueron detenidos

Actualmente los tres hombres se encuentran presos en un penal de la Ciudad de México.

Familiares, amigos y grupos de mujeres se han manifestado para exigir a las autoridades que se haga justicia en este crimen y que la FGJ aporte todos los elementos para que feminicidio de Adriana no quede en la impunidad.

Con información de Excelsior